viernes, marzo 03, 2006

Ultimas impresiones de Kinshasa...

Bueno, se que no he escrito hace unos días, y por otro lado no lo publique demasiado, pero mañana me estyo rajando del congo. For good. O al menos, por lo que puedo llegar a ver en mi futuro cercano. Volviendo a casa anoche, pasando por el medio de Kintambo, entre calles llenas de baches, sin electricidad, y casas medio caidas, sin embargo, me vino la nostalgia. O la intriga, o no se que, pero me pregunte seriamente si alguna vez volvería a este lugar. No es que quiera o no quiera, es más bien saber si la vida me traerá de nuevo aquí. O sí yo volveré por cuenta propia. ¿Cuando? ¿Cómo? ¿Bajo que condiciones? No se, me intriga.

Me voy de Kinshasa, del Congo, de Africa con muchas cosas nuevas. De hecho, me voy de áfrica sin una sola mala experiencia. Sin absolutamente nada de lo que arrepentirme, nada que quiera olvidar, sino mucha gente, muchas situaciones, muchos lugares de los cuales acordarme. A los cuales extrañar. Quizás sí me arrepienta de algo, del no haber visitado más. Del no conocer un poco más de este país y sus muchas cosas únicas. También me voy en un momento en el cual no quisiera irme. No porque no me tiente el futuro -eso es material de otro post MUUUY distinto- sino simplemente porque no quiero dejar esto aqui y ahora. O no en lo personal. Toma tiempo acostumbrarse a un país nuevo, a una casa nueva, a gente nueva. Y sin embargo, una vez que lo hice, debo marcharme. La próxima vez, será por más tiempo, eso seguro. Pero me da mucha pena dejar Kinshasa cuando la empezaba a conocer. Cuando empecé a conocer a su gente, a salir de la burbuja mundele. A ver de que se trata la vida aca. A adaptarse a una cultura muy diferente, y claro, también a los amigos que hice.

Es algo muy distinto que irse de Buenos Aires, pero no voy a mentir, cuesta mucho también.

Mañana sabado parto por ultima vez de ndjili hacia París. De ahí, un tren a Bruselas. Otro a Antwepen. Y el domingo estare finalmente instalado en un hotel, en busca de mi nueva casa. Y empezando mi nueva vida en Europa.

Pero los viajes seguirán, los post seguirán. Y si bien probablemente el tono sea otro, el estilo sea otro, y el destino seguramente será otro, el blog seguirá existiendo y yo seguiré posteando. Claro, no voya ser más el "argentino en el congo". Pero de alguna manera, el congo quedó en mí. Y probablemente vuelva a el de a ratos. No se a modo de que. Pero es un país que me intriga mucho. Y me intriga su futuro. Y el haber participado, a mi manera extraña, y aunque sea de amigo, pero conociendo un poco de lo que pasa aquí.

Saludos a todos
Garci

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena suerte! Hace tiempo que te leo, yo también vivo o vivía en kinshasa, y me gusta cómo describes esta ciudad tan especial, me habría gustado poder conocerla tan a fondo pero lamentablemente no me trató tan bien y regresé a Europa. Cuando vengas verás cómo de repente el Congo se vé muuuuyyyy lejano, es curioso. Sigue escribiendo. Ciao

Gaby, desde Bélgica dijo...

El Congo ya es parte tuya, ahora te espera una experiencia (tal vez) de naturaleza diferente.
La mejor de las suertes y mantenéte en contacto para cuando necesites/quieras trucos para pasarla mejor en las Bélgicas. Welkom! Bienvenue! Welcome! (al mejor estilo Cabaré :-)

Garci dijo...

Hola Gaby, anonymous... Ya estoy en belgica, en anveres. Interesante, digamos. Veremos como empieza el trabajo mañana! Por lo pronto, estoy sin computer.... asi que veremos cuando pueda actualizar.

Gabriela, gracias por el ofrecimiento.. lo voy a tener MUY en cuenta !!!!

Anonymous.... que andabas haciendo por kinshasa? si se puede preguntar, claro...

Saludos,
Garci